You are here
Inicio > Actualidad > La gloria espera a los que luchan por ella

La gloria espera a los que luchan por ella

COMPARTEShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
realsporting.com
realsporting.com

La gloria, tan lejos y tan cerca al mismo tiempo. Una palabra que podría definir muchos momentos en nuestra vida, muchas emociones. El Sporting se juega una de sus siete vidas en El Molinón frente al Málaga. Como si de un gato se tratara, los rojiblancos han conseguido sobrevivir a sus anteriores caídas gracias al bajo nivel de sus rivales, pero en esta ocasión todo lo que no sea ganar… no perdona. Hace ya muchos años, Martin Luther King Jr. mostraba el camino hacia la victoria. “Si no puedes volar entonces corre. Si no puedes correr entonces camina. Si no puedes caminar entonces arrástrate. Pero sea lo que haga, sigue moviéndote hacia adelante”, afirmaba.

Nadie dijo que el camino fuera a ser fácil, todo lo contrario, somos el Sporting, guerrero y luchador. El equipo y la afición que nunca deja de creer, háganme caso, Castalia no fue casualidad, todo pasa por algo. El Molinón tiene que ser una olla a presión, el campo que encima al rival y anima a los suyos durante los 90 minutos y, si caemos, caemos juntos. Tampoco hay que olvidarse de los malos momentos, del llanto sin consuelo de Lora en el centro del campo frente al Villarreal; del rostro empapado en lágrimas de Sergio tras caer en el play off de ascenso ante Las Palmas.

Lo vamos a conseguir, no vamos a dejar de soñar despiertos al entrar en El Molinón.

“Nadie encuentra su camino sin perderse varias veces”, así se deben de sentir los hombres de Rubi. Los rojiblancos se han perdido innumerables ocasiones esta temporada, pero hay tiempo, hay opciones, hay ESPERANZA. Lo vamos a conseguir, no vamos a dejar de soñar despiertos al entrar en El Molinón, ¿vosotros también tenéis esa sensación, verdad? Entrar por el vomitorio, alzar la mirada al vuelo y contemplar el estadio más longevo del fútbol español. Las camisetas rojiblancas inundan tu campo de visión, once hombres defienden tu orgullo forjado durante años y un balón decide tu estado de ánimo entrando en la portería rival.

Todos juntos, sin rendición. Es la final de las finales, la hora de salir al campo de batalla a cara de perro y vencer. Muchos han tratado de tumbarnos a lo largo de la historia, de hacernos agachar la cabeza, pero aún no han podido. Detrás de la Cruz de la Victoria, la que guía el camino, y con el honor que nos ha sido transmitido de generación en generación: SPORTING, VENCEREMOS.

12804676_964219116990674_8489857633373707640_n


 

Top